Skyrim Together: El lado oscuro de los mods

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Una de las grandes razones del éxito de la franquicia Skyrim, especialmente en el mundo del PC, ha sido el trabajo que han puesto los modders mejorando y ampliando la experiencia en el mundo que ideó Bethesda hacia fines de 2011.

Pero en todo este entorno de cooperación entre jugadores, la mayoría de las veces sin ningún tipo de recompensa, también hay quienes intentan lograr dividendos, en muchos casos más que merecidos, gracias a los aportes económicos de la comunidad en Patreon.

Uno de estos casos, en el papel, era el mod Skyrim Together, que promete agregar un modo cooperativo para hasta ocho jugadores, además de un montón de otros cambios que convertirían al juego en una experiencia totalmente refrescante.

El desarrollo estaría a cargo de un equipo liderado por Max Griot, también conocido como Yamashi, que al poco andar abrió un Patreon para conseguir respaldo económico, además de aportes directos en PayPal. Los aportes habrían superado los 30 mil dólares al mes… nada mal para ser un hobbie.

Si al menos hubiesen cumplido las promesas, nada habría pasado, pero la beta comenzó a retrasarse hasta que en marzo pasado un desarrollador del popular mod Skyrim Script Extender (SKSE), Ian Patterson, acusó al equipo de Skyrim Together de robarles código.

«Skyrim Together está robando el código de SKSE, sin acreditar y sin permiso», por lo que les prohibían su uso «debido a la infracción intencional de los derechos de autor y la falta total de respeto por la etiqueta de modder», según explicó un desarrollador de SKSE en Reddit.

La respuesta inicial de los acusados fue pobre y vaga. Más aún, un miembro del equipo de Skyrim Together, quien fue expulsado del grupo, subió capturas de conversaciones con Griot en Discord donde éste daba a entender que estaba al tanto del robo de código a SKSE.

La comunidad estaba atónita ante las acusaciones y no tardaron en salir a pedirle explicaciones a Griot en su subreddit, que cuenta con más de 44 mil usuarios. Y Yamashi no encontró nada mejor que defenderse con el peor argumento de todos, diciendo que «no le debemos nada a la comunidad». Ardió Troya.

De inmediato, bajaron en miles las personas que aportaban en Patreon e, incluso, Griot asegura que ha recibido amenazas de muerte por parte de algunos furiosos patrocinadores, las cuales ya fueron reportadas «a las autoridades».

Lo cierto es que el equipo acaba de sacar en Reddit una nueva hoja de ruta, donde no sólo reiteran sus disculpas por los dichos de Yamashi («fueron producto de la presión y la frustración»), sino que admiten haber removido todo el código de SKSE («con la ayuda de Ian Patterson») para enfocarse nuevamente en seguir adelante con el desarrollo del modo.

Aseguran que los fondos «adicionales» a los que necesitan para desarrollar el juego siguen guardados en Patreon, pues «tenemos suficiente en PayPal para pagar nuestros gastos» y lamentan no tener todavía una fecha de lanzamiento para la beta abierta.

Disculpas más, disculpas menos, lo cierto es que toda esta controversia fue un golpe bajo para la comunidad «moddera» en PC, especialmente en términos de pérdida de confianza.

Habrá que ver, en todo caso, si lo Griot y su equipo alguna vez se materializa o se convierte, simplemente, en una nueva estafa en el mundo de los videojuegos.

OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG

1 comentario en “Skyrim Together: El lado oscuro de los mods”

Deja un comentario