Top Ten: Los jefes más duros de From Software

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Los jefes más duros de From Software

NUMERO UNO

Midir

No muchos deben haber enfrentado al Devorador de la Oscuridad, ya que no sólo es parte del segundo DLC de Dark Souls 3, The Ringed City, sino que además es un enemigo secreto. Pero, sin duda, el desafío vale la pena. Un dragón salvaje, con ataques de fuego y físicos capaces de quitarte media barra de vida de un golpe. No puedes decirte fan de la saga si no lo has enfrentado... no decimos ganarle, que ya es otra cosa.

NUMERO DOS

Isshin

El jefe final de Sekiro: Shadows Die Twice es, como todo el juego, inmisericorde. No puedes invocar amigos, no puedes subirle el nivel a tu personaje o utilizar armadura especial para combatirle. No. Acá eres tú y tus habilidades contra un enemigo que no dejará de atacarte buscando un flanco. Cualquier error y eres papilla.

NUMERO tres

Ornstein y Smough

La bienvenida oficial a la saga en Dark Souls y, quizás, la pelea más simbólica de todas. La agilidad del primero y la fuerza bruta del segundo pondrán a prueba como nunca nuestros reflejos y nos convertirán en fanáticos o no, porque pocas victorias son más dulces que ante estos caballeros de Anor Londo.

NUMERO CUATRO

Dragon Ancestral

Este poderoso wyrm es un aliado en la búsqueda de Vendrick, pero si lo atacamos enfrentaremos al mayor enemigo de Dark Souls 2. De fuerza inigualable, puede asesinarnos de un soplido, lo que nos obliga a luchar a punta de cojones en una pelea donde armadura y escudo son inútiles.

NUMERO CINCO

Gehrman

El primer cazador y el último enemigo de Bloodborne. Por primera vez en la saga, un jefe final hace justicia a la gran exigencia del título, poniéndonos a prueba en un combate contra un enemigo agresivo, que ataca sin descanso y puede hacernos pedazos con su espada funeraria en unos segundos.

NUMERO seis

Flamelurker

Un viejo demonio atrapado en Stonefang Tunnel, en Demon’s Souls. Odiado por la comunidad, es un enemigo enorme y muy agresivo, que no dudará en embestirnos con sus poderosos ataques de fuego una y otra vez en los primeros compases del juego, como para dejar en claro lo que nos espera luego.

NUMERO SIETE

Caballero Esclavo Gael

Otro enemigo de The Ringed City, en Dark Souls 3, y quien le pone el cierre a la saga. No en vano es una abominación producto de consumir almas oscuras. Te obligará a luchar en dos etapas, en las que pondrá a prueba nuestros reflejos y la paciencia para encontrar y aprovechar sus escasos puntos débiles.

NUMERO ochO

Ludwig el Maldito

El enemigo más difícil del DLC The Old Hunters de Bloodborne. que le hace honor a su aspecto terrorífico. Sus largas extremidades y su patrón de ataque, muy difícil de hacer, lo convierten en una verdadera pesadilla. Y ojo si te lo llegas a encontrar en una tercera pasada, porque te matará con rozarte. Sin exagerar.

NUMERO nueve

Artorias

Fue uno de los más fuertes caballeros de Gwyn. Consumido por el abismo de Oolacile, se revela en Dark Souls como un enemigo poderoso, de patrones impredecibles y muy agresivo. Maestro del espadón, puede dejarnos sin resistencia y destruirnos en segundos si le damos una oportunidad.

NUMERO diez

Rey de Marfil Quemado

De las batallas más duras de Dark Souls 2. El ex gobernante de Eleum Loyce nos enfrenta con una agresividad y rapidez sin parangón. La pelea gana puntos en épica no sólo por el desplante del enemigo, sino por la asistencia que nos brindan sus caballeros, buscando darle eterno descanso a su amado rey.

OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG

Deja un comentario