La «nueva» Xbox One S de Microsoft tiene poco de nueva

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Los fanáticos de Microsoft no pueden estar contentos. Desde la salida al mercado de la poderosa Xbox One X, la compañía les ha ofrecido muy poco (por no decir nada) capaz de sacarle lustre a ese pedazo de bestia.

Y si bien ya hay rumores que apuntan a que la próxima consola de la compañía de Redmond será más poderosa que la PlayStation 5, lo cierto es que los últimos pasos de Microsoft en esta generación han sido un tropiezo tras otro.

El último fue con el reciente anuncio de la Xbox One S sólo digital, sin lector de discos, que no sólo no viene acompañada de nada interesante en materia de software, sino que dejó disconformes por todos lados a quienes pretendían adquirir una.

Lo primero, por su precio, apenas 50 dólares más barata que su versión con disco y fijada a 250 dólares. Un monto demasiado alto considerando que la consola ya ha estado muchas veces muy por debajo de ese valor… y con disco incluido.

Para colmo, el youtuber Austin Evans ya pudo hacerse con uno de los nuevos aparatos y, tras desmontarlo, nos dejó con la impresión de que Microsoft sólo armó este cuento para deshacerse de exceso de inventario antes de lanzar la nueva Xbox.

¿Por qué? Pues porque la razón de que esta «nueva» Xbox One X no sea más pequeña que su antecesora, aprovechando la ausencia de lector, es sencillamente porque es LA MISMA consola.

En efecto, podemos ver que Microsoft sólo tapó con una placa metálica la apertura donde se colocan los discos y, por dentro, dejó libre el espacio del lector, la fuente de poder y hasta del botón que expulsa los discos.

Esto redunda en que la consola, como es de esperarse, es bastante más pesada en un lado que en otro. Lindo detalle…

OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG

4 comentarios en “La «nueva» Xbox One S de Microsoft tiene poco de nueva”

Los comentarios están cerrados.